ALGUNAS RAZONES PARA NAVEGAR A VELA...

Navegar a vela es ante todo una actividad social, desde el inicio de un curso, se forjan amistades que durante muchos años duraran. Luego la actividad continúa, nos involucrará con distintos tripulantes ya sea la propia familia, amigos, o desconocidos que llegamos a conocer en horas compartidas.
La ausencia de ruidos hace fluir la charla, y para maniobrar el velero es necesario comunicarse y trabajar en equipo.
La navegación a vela, es divertida y entretenida, para que el barco vaya hacia donde queremos, es necesario ajustar permanentemente aparejos y contemplar el medio ambiente que nos rodea.


 

¿LA VELA ES ABURRIDA? ¿SIMPLEMENTE PORQUE ES LENTA?

Hacer avanzar un velero un día de poco viento es tanto o más apasionante que manejar a velocidad con el barco acostado, empujado por un vendaval y con la sangre hirviendo.... Es una actividad que respeta el medio ambiente y nos acerca a la naturaleza. El velero se desliza en silencio absoluto, apenas interrumpido por el murmullo del agua, rompiendo en la proa.

La vela es un hecho cultural enorme y casi inolvidable que incluye aspectos históricos de maniobras y técnicas de navegación, de cartografía, posicionamiento en el mundo, astronomía, meteorología, primeros auxilios, conservación de alimentos etc., que prolongan la actividad de cubierta en la grata lectura en el sillón de casa.

Finalmente, los barcos a vela estaban hechos para resistir el mar y hacer largos viajes con mucha autonomía. Son puertas de escape a travesías por lugares desconocidos y lejanos.

NAVEGAR EN UN VELERO ES UNA EXPERIENCIA QUE DEJA HUELLA...Y GENERALMENTE NO TIENE MARCHA ATRAS



Diseñado por BackUp - Ingeniería en sistemas